«

»

Qué es el coaching?

 

De nuestro curso de coaching

¿Qué es el coaching?

Podemos definirlo como un conjunto de técnicas y procesos que nos ayudan a mejorar aquello que ya sabemos hacer. Que potencia nuestras habilidades y nuestras capacidades y nos ayuda en el aprendizaje de una serie de conceptos que nos marcan un camino, un camino con una meta definida, la que nosotros queramos alcanzar.

El coaching, es una especie de consultor, mentor, amigo que permanece siempre disponible, que nos ayuda a modificar comportamientos y aptitudes; competencias y conductas. Que orienta y capacita al individuo para obtener lo mejor de sí mismo, con la finalidad de llevar a cabo una vida más satisfactoria.

 

Alcanzar objetivos: personales y profesionales.

Tanto las empresas como los individuos, deben afrontar la globalización, las nuevas tecnologías, y los entornos económicos. Aportar una serie de elementos para alcanzar los sueños y los objetivos personales, que con la figura del coach siempre son más accesibles.

Aceptar el cambio es un proceso psicológico emocional para el cual debe estar preparado el individuo. El coach consigue que el periodo de adaptación sea más breve y mucho más positivo, ejerciendo un resultado beneficioso en la productividad.

 

 Un poco de historia.

Aunque el coaching fue “inventado” hace aproximadamente diez años, y se ha desarrollado ampliamente en Norteamérica, está dando sus primeros pasos en el sur de Europa y en Sudamérica. No es hasta la fecha que empieza a pisar fuerte en el norte de Europa, y que poco a poco, la información en castellano va aumentado de modo vertiginoso.

 

“Lo que el pensamiento pueda configurar el hombre puede alcanzar”.

¿Dónde se encuentra el límite, si es que existe, del pensamiento humano?

Nos aconseja enfrentarnos a los sueños con voluntad, con valentía, reflexión y perseverancia, porque de este modo se convierten en realidad. Y nos ofrece una frase llena de significado que nos ayuda a meditar en lo más profundo de nuestros pensamientos: “La acción sin visión tiene una vida corta. La visión sin acción es tan sólo un sueño, o incluso una pesadilla. Debe tener un sentido, una razón de ser, de lo contrario puede llevar al caos y, consecuentemente, al agotamiento y a la frustración. La acción encaminada hacia un fin, hacia una meta, comporta la materialización del pensamiento, la obtención de los deseos y la satisfacción del yo”.

Debemos aprender a conocer y reconocer las llamadas de nuestro cerebro, pues nos guía y nos pierde, nos delata y nos protege. Es el que hace que queramos correr, el que de pronto detiene nuestros pasos. Sólo nos ofrece una minúscula parte de lo que es capaz de revelar.

Estemos atentos a sus movimientos. Debemos ser conscientes de cada uno de nuestros actos, aceptando los aciertos y enfrentándonos a los posibles desaciertos sin decaer.

 

Abre la mente.

El coach nos ayuda a abrirnos y exponer todo el potencial que llevamos dentro, ofreciéndonos las herramientas necesarias para evitar que otros nos limiten, para sacar provecho de todo aquello que llevamos dentro y no sabemos potenciar.

 

Testimonio de coaching.

A continuación, nos expone las conclusiones de una persona que trabajo con un coach durante cuatro meses. Todo el proceso lo llevo a cabo mediante mail.

Esta persona, una mujer ejecutiva, deseaba mejorar su presencia para hablar en público y superar los miedos. Cuando finalizaron las sesiones con su coach pudo comprobar que había progresado en muchas más etapas de su vida.

De cada sesión recordaba:

  1. La confianza que le demostró su coach al iniciar el trabajo.
  2. Que siempre la impulso a ACTUAR.
  3. Que mantuvo elevado su espíritu, apreciando sus logros.
  4. Que no debía dejarse desanimar por otros, y que era importante que ella misma mantuviera elevado su ánimo.Aprendió a valorarse, superó sus miedos. Dejó de insultarse. Supo organizar su vida con acierto, lanzarse y romper algunas de las reglas que limitaban sus capacidades.Pensar en mí… En ocasiones nos olvidamos de que existimos.
  5. Tomo decisiones que marcaron en su vida una diferencia.
  6. “Me dijiste que un compromiso diario es anotar en mi agenda: PENSAR EN MÍ”
  1. Mejoraron sus relaciones con su marido y sus hijos.
  2. Dejo de sufrir “complejo social”.
  3. Aprendió a ser paciente.
  4. Ahora analiza las situaciones.
  5. No se preocupa por las situaciones que provocan los demás, ahora comprende que no están bajo su control.
  6. Mejoraron sus creencias.
  7. Ahora controla más sus pensamientos antes de actuar.Se encuentra mejor consigo misma y agradece la oportunidad de haber trabajado con su coach. Es mucho más optimista. Valora todo lo que lleva a cabo y es consciente e que puede lograr cosas buenas, por ello que seguirá aumentando su sabiduría.
  8. “También me hiciste caer en la cuenta de lo importante que es ACTUAR Y TOMAR DECISIONES”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *