«

»

Movilidad de la persona dependiente

Movilidad de la persona dependiente

Del curso online de Atención Sociosanitaria

MOVILIDAD DE LA PERSONA DEPENDIENTE

  • PRINCIPIOS ANATAMOFIOLÓGICOS DE SOSTÉN Y MOVIMENTO DEL CUERPO HUMANO

El cuerpo humano se compone de distintos órganos que pueden ser agrupados en sistemas según su similitud o función. Uno de ellos es el sistema osteomuscular, que se compone de huesos, músculos y articulaciones.

Cualquier alteración de las partes que lo componen puede crear graves alteraciones al afectar a la capacidad de sostén y movimiento de la persona. El problema más frecuente es el de las inmovilizaciones de miembros.

El profesional debe conocer la estructura del aparato locomotor para poder cumplir de forma correcta su función.

El esqueleto humano es:

  • SOSTÉN mecánico del cuerpo y de sus partes blandas, funcionando como un armazón que mantiene la morfología, a la vez que PROTEGE las vísceras y permite la realización de diversas posturas como la bipedestación.
  • SOPORTE DINÁMICO, permite el movimiento en sus diversas formas actuando como palancas y puntos de anclaje para los músculos.
  • ALMACEN METABÓLICO, moderando la relación de sales de calcio y fosfatos,
  • CONTENEDOR DE MEDULA ÓSEA.

 

  • APARATO LOCOMOTOR

El sistema esquelético-muscular está formado por la unión de los huesos, las articulaciones y los músculos. Son huesos unidos por articulaciones, puestos en movimiento por los músculos al contraerse, gracias a los nervios y a los vasos.

El esqueleto humano es una estructura flexible y, a la vez, lo suficientemente firme para mantener el cuerpo en su característica posición erecta. Lo integran más de doscientos huesos.

Alrededor de los huesos se encuentran los músculos esqueléticos situados en varias capas. Su capacidad de contracción permite el movimiento corporal de forma voluntaria al estar controlados por fibras nerviosas motoras procedentes del sistema nervioso central.

Las articulaciones son estructuras encargadas de unir los huesos y cartílagos entre sí, dando estabilidad a nuestro cuerpo y permitiendo su movilidad.

 

1.1.2. SISTEMA ÓSEO

  1. Conceptos generales

La Osteología es una rama de la anatomía descriptiva que trata del estudio científico del sistema óseo en general y de los huesos que lo conforman en particular. El hueso es un tejido de sostén altamente especializado, que se caracteriza por su rigidez y dureza.

Los huesos están formados por una variedad especializada de tejido conjuntivo que se caracteriza por ser vivo, mineralizado, vascularizado y constantemente cambiante, recubiertos por una membrana llamada Periostio. En ciertas zonas, está asociado al tejido cartilaginoso (variedad de tejido conjuntivo de consistencia semidura). Igualmente se caracteriza por su dureza, su elasticidad, su capacidad regenerativa y sus mecanismos de crecimiento: el tejido óseo.

Se conocen dos clases de tejido óseo, uno denso denominado hueso compacto y otro que forma una malla de trabéculas en la cual se aprecian espacios intercomunicantes y que se denomina hueso esponjoso o trabecular. El hueso compacto está siempre situado exteriormente, rodeando al hueso esponjoso y su cantidad relativa y arquitectura varían de un hueso a otro dependiendo de su forma, posición y función.

Excepto en las superficies articulares recubiertas de cartílago todos los huesos del cuerpo están recubiertos por una membrana denominada periostio que se adhiere íntimamente al hueso, ricamente vascularizada e inervada.

Curso de atención socio sanitaria a domicilio: Movilidad de la persona dependiente

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *