HISTORIA DEL MAQUILLAJE

HISTORIA DEL MAQUILLAJE

HISTORIA DEL MAQUILLAJE

Historia del Maquillaje

 

Desde siempre la gente ha hecho uso del maquillaje para potenciar su atractivo y disimular defectos. Siempre ha tenido el mismo fin, aunque a lo largo de la historia se han usado diferentes utensilios y cosméticos para ello.
El maquillaje ha estado siempre ligado a los usos y costumbres de una sociedad. Es una de las expresiones del hombre que siempre ha estado presente. Se empieza a usar el maquillaje desde los orígenes, los primeros vestigios encontrados datan de unos 140.000 años de antigüedad. Aparecen esqueletos teñidos de rojo, que fue el primer color usado por el hombre. El maquillaje ha tenido un origen religioso, mágico y funerario. Se ha comprobado que en sociedades aisladas de otros grupos humanos donde es imposible toda clase de contacto se ha dado el mismo fenómeno. El hombre siempre ha sentido la necesidad de maquillarse.
Los orígenes de la estética se remontan a la prehistoria. A través del arte y de los instrumentos de uso cotidiano que han llegado a nuestros días, podemos ver como ya entonces existía una preocupación por la belleza.

Antiguo Egipto 4.000 A.C.

– Se maquillaban los ojos de negro y azul.
– Se marcaban las cejas.
– Usaban una pasta verde que se extraía de los minerales de cobre para pintar sus caras y así protegerse del sol.
– Pintaban sus labios con ocre rojo y óxido de hierro natural.
– Baños de leche y miel para suavizar la piel.

Lejano Oriente 1.500 AC

– Se pintaban las caras con polvo de arroz.
– Se depilaban las cejas y teñían las cejas.
– Dientes negros o color oro.
– Tintura de henna para manchar pelo y rostro la que se ha usado durante 5000 años.
– Cabellos trenzados.

El kohl es un cosmético a base de galena molida y otros ingredientes, usado principalmente por las mujeres de Oriente Medio, Norte de África, África subsahariana y Sur de Asia, y en menor medida por los hombres, para oscurecer los párpados y como máscara de ojos. Puede ser negro o gris, dependiendo de las mezclas utilizadas.
La palabra es de origen árabe, y tiene el mismo étimo que alcohol. El kohl se ha usado tradicionalmente desde la Edad de Bronce (desde 3.500 a. C.), en un principio como protección contra las dolencias de los ojos. Además, al oscurecer los párpados se protegían los ojos de la luz del sol. Las madres aplicaban kohl en los ojos de sus hijos recién nacidos «para fortalecerlos». Algunas creían que protegía del mal de ojo.

En el Antiguo Egipto se utilizaba como maquillaje y por sus propiedades bactericidas. Los tarros donde se conservaba se han encontrado como ajuar funerario en sus tumbas. Durante la dinastía XVIII era frecuente decorarlos con la representación del dios protector del hogar.

Grecia y Roma

– Vino para enrojecer pómulos y labios.
– Mezcla hecha a base de yeso, harina de habas, tiza que se aplicaba en cara y brazos para lograr tonos pálidos.
– Sangre y grasa de cordero para pintura de uñas.
– Perdieron el pelo por el uso de sosa cáustica. (Tratando de aclarar el pelo)
– Pasta de incienso negro para oscurecer las pestañas. (Primera Máscara de pestañas conocida)

Edad Media

– En esta época las mujeres estaban tan desesperadas por parecer pálidas, que se permitían desangrarse o pintarse para lograrlo.
– Tatuarse fue popular durante esta época.
– Las sombras que usaban variaban entre los verdes, azules, grises o cafés.
– Falta de higiene personal.

Renacimiento

– Era de la Peste Negra, cuando los cosméticos se les trataba como virus.
– Pensaban que podía intervenir con la circulación apropiada de la energía.
– La gente eligió otras maneras de decorar su cuerpo.
– En la época aclaraban las pieles con polvo de Borax.
– Las pelucas teñidas estaban de moda.
– Ocre y sulfato de mercurio eran usados para enrojecer los pómulos.
– Los labios los pintaban con clara de huevo y leche de higo. La clara también se usaba para glasear la piel.

Siglos XV y XVI

– Los usaban sólo la realeza, los cortesanos y los aristócratas.
– Reaparecieron en Europa, manufacturándose en Italia y Francia.
– Francia estaba ocupada creando nuevos perfumes.
– Agentes blanqueadores de la piel se usaron. Eran tan fuertes los componentes que algunos sufrían parálisis, otros hasta la muerte.

Siglos XVII y XVII

– Los cosméticos fueron utilizados por casi todas las clases sociales. Tanto hombres como mujeres, el modelo a seguir era la corte.
– Se usaba arsénico líquido para palidecer la piel, lo que causaba graves reacciones alérgicas y hasta la pérdida de piel.
– Los labiales rojos era lo que se llevaba y expresaban salud y alegría de vivir.
– Ojos con azules y verdes.
– Cejas muy finas o sin cejas se depila la frente.
– Colorete granate.
– Se dibujaban lunares en distintos lugares del rostro.
– Peinados monumentales y con tocados recargados.
– Época de oro de la cosmética especialmente en Francia.

Siglo XIX

– Blancura extrema hasta parecer enfermo. Marcando venas y ojeras.
– Rubores en rosas pálidos.
– Labios rojo carmesí en forma de corazón.
– Francia desarrolló nuevos procesos químicos reemplazando a los naturales
– El óxido de zinc se usó como polvo facial y aún se usa.
– El zinc tomó el lugar de la mortal mezcla de arsénico.

Siglo XX

– Los cosméticos encontraron en la industria comercial un crecimiento
– Sustancial.
– Las carteras se vendían con artículos cosméticos.
– El lápiz labial y las máscaras de pestañas de Helena Rubinstein irrumpieron
– En el mercado.
– Max Factor – maquillaje para cine.

1910 – 1919

– Polvos compactos de Helena Rubinstein. Más naturales, pero sigue muy pálida.
– Por la guerra sólo labios rojos y vaselina en los párpados.
– Fin de la guerra color oscuro en todo el párpado forma redonda.
– Cejas hilo y extendidas.
– Labios en rojo intenso en forma de botón, se pierden los bordes.
– Rubor rosa en pómulo alto.
– Pelo corto.

1920 – 1929

– La mujer se descubre.
– Usan vestuarios mostrando brazos y piernas.
– Aparecen las primeras barras labiales.
– El Kohl reapareció y nuevamente usaron máscara de pestañas.
– Sombras negras y moradas y delineados gruesos por arriba y abajo del ojo.
– Ojos grandes y almendrados.
– Cejas negras y sobre extendidas.
– Boca de corazón.

1930 – 1939

– Al contrario que los años 20 el maquillaje en los 30 intentaba mostrar la belleza de la cara más que disfrazarla.
– La imagen era todo, una forma de escapar a la tristeza de la depresión.
– Cejas en semicírculo.
– Sombras doradas, plateadas combinadas con azules y violetas.
– Uso de la máscara de pestañas y de las pestañas postizas.
– Rubor se difumina.
– Boca arco de Cupido rojos y granates oscuros.
– Delineado negro.

 

 

Vea nuestro Máster en Imagen y Moda.