Entrevistas de Coaching enfocadas a la reflexión

Entrevistas de Coaching enfocadas a la reflexión

ENTREVISTAS DE COACHING ENFOCADAS A LA REFLEXIÓN

Después de la entrevista de feedback, donde se da al coachee información sobre los resultados de la evaluación realizada, se ofrece al evaluado la posibilidad de participar en un proceso de coaching. Si éste acepta, en el momento o en los próximos días, se establecerá una nueva entrevista con su coach en la que se empieza a definir un plan de acción.
El coach, antes de la primera entrevista, recopila y analiza la información sobre la evolución del sector, la situación de la organización, el ambiente laboral y los resultados de la evaluación realizada al directivo antes de comenzar el proceso de coaching. Curso de Coaching.

En la primera entrevista de coaching se abordan los aspectos más significativos de la trayectoria formativa y profesional del coachee. Se reflexiona sobre sus deseos e intereses, las metas que le gustaría alcanzar y aquellos aspectos de su desarrollo que afectan a su carrera profesional. Además, se analizan con detenimiento los resultados más relevantes de la evaluación recibida (datos provenientes de todos los informes recibidos, MBTI, Firo-B, feedback 360º, centros de evaluación, etc.) para tener claras las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.
El objetivo de esta primera entrevista de coaching es que el coachee reflexione sobre qué aspectos desea trabajar y los ponga por escrito en un plan de acción.
La elección de unos objetivos u otros es clave para el coachee y para la empresa en la que trabaja, por eso antes de elegirlos y diseñar el plan de acción concreto que le permitirá lograr dichos objetivos, es necesario tener en cuenta una serie de aspectos clave, como son:

• El compromiso con el plan de acción, ya que sin ese compromiso es imposible llevar a cabo tal plan.
• Combinar emoción y razón.
• Definir la visión.
• Visualizar un futuro de éxito.
• Aclarar los valores a seguir.
• Descubrir las creencias del coachee.

Apartados más habituales en el plan personal de acción

Un plan de acción es una agenda de actividades que responden a unos objetivos concretos. Los principales apartados que suele incluir son los siguientes:

  1. Objetivo
  • Resultados esperados
  • Describe la situación actual
  • Describe la situación deseada
  • ¿Qué será diferente?
  • ¿Cuáles son los obstáculos para conseguirlo?
  • ¿Cómo te enfrentarás a ellos?

2. Acciones concretas y fechas para el desarrollo del objetivo, que debe ser Específico, Medible, Alcanzable, Relevante y en un Tiempo limitado.

  • ¿Qué vas a trabajar? ¿Qué harás? ¿Qué pasos vas a seguir? ¿Cómo lo harás?
  • Indicadores de realización de la acción
  • Recursos necesarios
  • ¿A quiénes vas a involucrar?
  • Recursos necesarios
  • Relevancia
  • ¿A quiénes vas a involucrar?

3. Comentarios

Todos estos apartados deben ser cumplimentados por el coachee y puestos por escrito. El primero de ellos es clave, el objetivo que se persigue, aquello que se desea mejorar o desarrollar. Por la importancia de la temática se aborda en el siguiente punto.

Objetivos

Un objetivo se considera bien formado cuando puede ser…

  • formulado en términos positivos
  • comprobable, el sujeto implicado puede percibir y evaluar su progreso
  • iniciado y mantenido por la persona o el grupo que lo desea
  • respetuoso con los aspectos positivos que ahora se poseen
  • contextualizado para encajar con la ecología del sistema que lo rodea

Estrategias para marcar objetivos

Identificar el estado problemático Mi problema consiste en que…
Definir el objetivo negando el estado problemático. Quiero dejar de…
Identificar la polaridad del estado problemático. Quiero…
Definir el estado deseado con respecto a quien una referencia externa. Quiero actuar o ser como…
Utilizar las características clave para definir el estado deseado. Quiero personificar las características de…
Establecer un estado generativo: ampliar cualidades existentes llenas de recursos. Quiero tener más de…

Actuar como si ya hubiese alcanzado el estado.

Ejemplos que permitan determinar objetivos de actuación atendiendo a las pautas ofrecidas:

  • Mi problema consiste en que no consigo escuchar de forma adecuada
  • Quiero dejar de pensar en otras cosas cuando los demás me cuentan algo
  • Quiero prestar atención a lo que me dicen y a cómo me lo dicen
  • Quiero escuchar como un técnico en selección de personal o un terapeuta
  • Quiero poner de manifiesto las características de asentir, no pensar en otras cosas, emitir palabras y expresiones de refuerzo y acabar de escuchar antes de responder.
  • Quiero escuchar mejor para incrementar mis competencias de comunicación.
  • Si ya hubiese alcanzado el estado deseado estaría más atento a las necesidades de los demás y así podría incrementar su satisfacción.

Se trata de establecer la alternativa de acción más conveniente para que el cliente se mueva desde donde está hasta donde quisiera estar. Se trata de trazar un programa de acción sistemático y progresivo, en cuanto al nivel de dificultad, y además funcional, en el sentido de que se pueda empezar a cumplir inmediatamente.

La destreza de iniciar incluye describir el objetivo general a conseguir en términos operativos, identificar los pasos conductuales importantes que permitirán conseguirlo (las acciones a realizar, lo que supone definir objetivos parciales), trazar los pasos secundarios que permitirán alcanzar los pasos importantes y concretar los refuerzos de conducta desde el marco de referencia del cliente.

Los objetivos deben acercar al coachee hacia una meta, muchas veces necesaria, y que supone un cambio. Pero no es suficiente contar con la obligación o necesidad de cambio, es necesario tener, además, el deseo de hacerlo. Y el cambio perdurable y profundo se produce cuando el directivo asume la realidad, comprende las metas y beneficios futuros e inicia su transformación desde dentro hacia fuera.

 

 

Vea nuestro Máster en Dirección de Empresas.